enero 30, 2007

Febrero 2007


Nuestra sede: Giordano Bruno y Mar del Plata Medieval

Made in mdq: Agua va (talasoterapia)

Todo al aire: Libertad de información no es libertad de engaño



Nuestra sede

Giordano Bruno y Mar del Plata Medieval

Comentario Bibliográfico
Giordano Bruno. El Hereje Impenitente.

Michael White, 2002. Vergara.

Si bien se trata de un libro editado hace unos años, se configura como relevante por el tratamiento que realiza el autor acerca del estado de la época (fin del renacimiento) respecto del lento pero firme avance de la razón por encima del dogma de la Iglesia Católica y de su uso indiscriminado de las ideas de Aristóteles para forzar como real lo dicho en la Biblia sobre el mundo material.

El autor relata la vida de Bruno, pero se enfoca en los acontecimientos que terminaron llevándolo a ser quemado vivo por la Inquisición. Este marco se sitúa en la búsqueda de este filósofo por conocer el universo de un modo independiente del dominio que ejercía la Iglesia sobre el conocimiento, lo cual se manifiesta en sus escritos, como el siguiente:

"Aquel que desea filosofar, en primer lugar debe dudar de todas las cosas. No debe adoptar ninguna postura en un debate hasta que no haya escuchado a las distintas opiniones, examinado y comparado las razones en pro y en contra. Nunca debe dictaminar o adoptar una posición basándose en lo que ha oído, en la opinión de la mayoría, o la edad, méritos o prestigio del orador en cuestión, sino que debe proceder de acuerdo con la convicción derivada de una doctrina orgánica que se adhiera a las cosas reales, y a una verdad que pueda ser comprendida mediante la luz de la razón."

El autor relata que la tradición de libre investigación y de experimentación iniciada por Roger Bacon Siglo XIII es retomada por Bruno impulsado por la publicación de los resultados de Copérnico en "Sobre las Revoluciones de las Esferas Celestes". Este enfoque se transforma en la idea central por la cual es perseguido durante toda su vida, hasta que es apresado en Venecia. Las ideas de Bruno fueron realmente revolucionarias ya que confrontó directamente la interpretación vaticana del universo, llegando a plantear una idea muy parecida a la que tenemos desde el siglo XX. Se refería a un universo infinito, compuesto por muchos mundos cada uno con su sol, en cuyo contexto la Tierra era un planeta entre muchos y la humanidad una entre tantas.

"Hay incontables soles y una infinidad de planetas que giran alrededor de sus soles de la misma manera en que nuestros siete planetas giran alrededor de nuestro sol."

El heliocentrismo, la infinitud, la vida inteligente distinta a la humana, la multiplicidad de mundos eran ideas, además de antiaristotélicas, francamente heréticas ya que ubicaban a la Tierra en un contexto de insignificancia asfixiante para la versión de la Iglesia.
El libro describe el largo juicio y lo poco que quedó registrado acerca de los ocho años de encierro en solitario en las cárceles venecianas y principalmente en Roma, y relata la burocracia relativa a la aplicación de torturas por parte de los sacerdotes inquisidores.

El autor destaca el mantenimiento de las convicciones de Bruno a través de este período tenebroso de su vida en el cual, además de ser torturado, fue tentado con las más variadas artimañas para que reniegue de su pensamiento. Según los registros, aun con la pira recién encendida y con la lengua y labios traspasados por hierros en forma de cruz negó, con un gesto, claudicar a la presión del Vaticano.
White termina su libro con una cita de Bruno que refleja su modo de vida y de pensar, y es el motivo por el cual se convirtió en un mártir de la libertad de pensamiento:

"No obstante, había en mi algo que yo era capaz de hacer y que ningún siglo futuro negará que me pertenece, aquello de lo que un vencedor puede enorgullecerse: no haber temido morir, no haberme inclinado ante mi igual y haber preferido una muerte valerosa a una vida sumisa."

Esta es una época propicia para comentar este libro y las ideas de Giordano Bruno ya que en Febrero coinciden varias fechas alegóricas: el 19 de febrero de 1473 nació Nicolás Copérnico, el 15 de febrero de 1564 nació Galileo Galilei y el 19 de febrero de 1600 Giordano Bruno fue quemado vivo en Roma.
Pero, además, este febrero está ocurriendo un suceso que nos hace recordar los motivos por los cuales Bruno fue perseguido y asesinado. Una sentencia de una jueza de Mar del Plata permitió, según lo que contempla la ley, la interrupción de un embarazo de una menor violada por su padrastro. Esto ocurrió en la misma semana que recordamos el asesinato de Giordano Bruno. Como en 1600 la intolerancia hacia la libertad de pensamiento y hacia los derechos privados de las personas generaron reacciones en la Iglesia Católica local a través de declaraciones del Obispo y de otros que se dedicaron a enviar amenazas anónimas a la jueza y a los médicos del hospital de niños de Mar del Plata.

Parece que algunos no han aprendido nada en 407 años de desarrollo de nuestra cultura.

Made in mdq

Libertad de información no es libertad de engaño.

Uno de los males más acusiantes de la actualidad, el SIDA, se puede tomar como ejemplo de la libertad de información y de expresión y de cuáles deben ser los límites cuando se abusa maliciosamente de ese derecho.

Caso 1: Sudáfrica. La Ministra de Salud Manto Thabala-Msimang impulsó una fórmula chamánica que consiste en ajo, cebolla, aceite de oliva y papas para reforzar el sistema inmunológico de los enfermos de SIDA. Esta propuesta fue apoyada por el presidente Thabo Mbeki que fue incapaz de entender la gravedad de la crisis de un país donde, a inicios del Siglo XXI, mueren unos 600 sudafricanos cada día por causas relacionadas con el SIDA. Tampoco atendió a los estudios de la Universidad de Stellenbosch que informó que la mayoría de los pacientes que tomaron la pócima empeoraron su estado de salud. La fuerte presión internacional y la acción de grupos activistas sudafricanos lograron, luego de años, hacer cambiar la política de salud de este país y que sus dirigentes comprendan que los anti retrovirales no son una conspiración de mercado de las multinacionales "blancas" sino el mejor método conocido hasta la fecha para mejorar la calidad de vida de los pacientes seropositivos.

Caso 2: México. El investigador Roberto Stock del Instituto de Biotecnología de la UNAM afirmó en medios de comunicación que el virus del SIDA no existe. Esta declaración fue en apoyo de la Asociación Monarca (Movimiento Nacional por el Replanteamiento Científico del Sida). Como consecuencia, decenas de pacientes seropositivos abandonaron su tratamiento antirretroviral debido a los programas que transmitieron los planteamientos negacionistas lo que pone en riesgo su vida y es nocivo para la lucha contra el sida en general. Ni Stock ni la Asociación Monarca han presentado pruebas de sus afirmaciones, solo se manifiestan en los medios de comunicación que al SIDA lo causan agentes estresantes debido a una mala nutrición. Una de las recomendaciones para prevenir el SIDA de la Asociación Monarca es "Escuchar música que alegre el espíritu, bailar, cantar, pintar, reír. Preferible usar ropas de algodón y de colores claros. "

Es de destacar que si bien Stock trabaja en el departamento de medicina molecular del Instituto de Biotecnología, jamás lo hizo con el SIDA, sino que investiga a las amebas. El abandono del tratamiento por parte de una persona infectada con VIH puede conducir a la aparición de nuevas cepas del virus resistentes a los medicamentos antirretrovirales actuales.Como consecuencia de los graves riesgos a la salud por difundir información falsa el Estado Mexicano, representado por la Secretaría de Salud, actuará legalmente contra las organizaciones que niegan la existencia del sida en México.
Ante la ignorancia en temas de salud y la aplicación de supersticiones en actos de gobierno en Sudáfrica las organizaciones sociales y la comunidad internacional pudo revertir una medida que le costó la vida a miles de personas. En México, el propio Estado se hizo presente para frenar la irracionalidad de la Asociación Monarca.¿Cómo estamos en Mar del Plata frente a casos similares de divulgación de información falsa como si fuera verdadera?

En una rápida lectura de medios de comunicación locales nos encontramos con la oferta de prácticas de salud en las que se usa agua en lugar de medicamentos regulados por el ANMAT (homeopatía), clavar agujas para tratar distintas dolencias (acupuntura), apretar la oreja para adelgazar (auriculoterapia) o hacer pases mágicos con las manos para curar (reiki). Estas prácticas curanderiles prometen la cura del SIDA, del cáncer, de la diabetes y de otras dolencias igualmente graves y se ofrecen indiscriminadamente y sin ningún control a pesar de la ley y que carecen de evidencias objetivas que la sustenten.
Desde ADePENSAR defendemos la libertad de expresión, de creencias y de disentir. Pero también que cuando ese derecho vulnera la credulidad pública por tratarse de un engaño manifiesto, o un fraude liso y llano, y se abusa de la ignorancia o candidez de las personas el Estado debe actuar al menos para informar a los ciudadanos o para llevar el caso a la justicia (como en México).

Todo al aire

Agua va

Recientemente el diario 0223 dio a conocer un proyecto de ordenanza en el cual se alienta la práctica de la talasoterapia en nuestra ciudad a partir de beneficios fiscales.
¿Qué es la talasoterapia? El francés René Quinton, a fines del siglo 19, creyó haber encontrado una serie de "constantes biológicas" las cuales establecían que la temperatura, el medio marino y la concentración salina es la misma en todos los seres vivos porque se originaron en el mar, lo que sintetizó en su "Ley de la Constancia General". ¿Pruebas? ninguna.
No contento con su "descubri-miento" Quintón trasladó esta idea a la medicina, aunque no tenía fundamentos para ello. Así, creó la solución isotónica basada en plasma marino a la que bautizó muy humildemente «Plasma de Quinton». ¿Qué significan estos términos técnicos: plasma y solución isotónica? pues: agua de mar.
Según cuenta la leyenda Quinton inició la "terapia" de agua de mar luego de curarse de tuberculosis. Afectado por esta enfermedad habría consultado a un jesuita amigo que le habló de un supuesto texto de Platón que relata cómo unos sacerdotes egipcios hacían "curas marinas". Quintón tomó unos vasos de agua de mar y ¡chau tuberculosis!
El segundo gran salto habría sido suministrar el agua de mar a pacientes de diversas y diferentes enfermedades " tifus, cólera y diarreas, tuberculosis, enfermedades de la piel y desnutrición ". Inclusive se la habría aplicado con éxito vía venosa a bebés prematuros. Sus biógrafos afirman que en sus "Dispensarios Marinos" salvó a decenas de miles de vidas humanas. ¡Sólo con agua de mar!

Las ideas de Quinton son tan sencillas como absurdas: los seres vivos tendemos a imitar el medio marino en nuestro interior porque la vida se originó en el mar, el agua de mar es equivalente a los fluidos presentes en el tejido sanguíneo por lo que la sangre es reemplazable por el "Plasma de Quinton" (de ser cierto lo opuesto sería válido y los peces deberían desarrollarse en un medio sanguíneo), por todo eso (y aunque es falso y aunque sea cierto no tiene nada que ver) el agua de mar cura.

Sus defensores actualmente llegan a los extremos de afirmar que se puede revivir a un perro desangrado si se lo transfunde con agua de mar, o que el medio interno del cuerpo humano tiene la misma, idéntica, composición del agua de mar.
Decía Quinton en 1897 "Hay una identidad fisiológica entre el plasma marino y el plasma humano" y esa fue toda la base de su fantasía. En esa época sus devaneos eran infundados, aunque había cierta afinidad por las curas milagrosas en el ámbito médico. Como nos relatan los historiadores de la UNMDP Irene Molinari, Silvia Zuppa y Daniel Reynoso en 1893 se creó en nuestra ciudad un Hospital y Asilo Marítimo para tratar a niños enfermos de tuberculosis (¿coincidencia?) a través de baños de sol (aunque lo llamaban "helioterapia" ya que parece más serio) y baños de mar al que llamaban... sí: ¡talasoterapia!

¿Se justifican privilegios fiscales para reflotar una práctica desechada hace un siglo?

Actualmente sabemos que la cura de la tuberculosis se logra a través del tratamiento adecuado para matar el bacilo de Koch, una simple bacteria a la que no afecta el sol ni el mar, por lo que seguir con el argumento que los baños de mar son una terapia médica raya lo criminal.
Los fabricantes de productos milagro venden agua de mar afirmando que tiene capacidades terapéuticas. Son los mismos que redescubrieron a Quinton, ya que cuentan que luego de salvar millones de vidas con agua de mar habría caído en el olvido lo mismo que sus éxitos, pacientes y su tratamiento mágico. Lo cual es equivalente a que dejemos de usar los antibióticos porque... nos olvidamos, de distraídos nomás. Estas empresas venden agua de mar en dosis de 10 ml para ser aplicado por vía oral, nasal, inyección subcutánea, intravenosa, cutánea y ¡hay! rectal.Una de las alarmas en el uso de este falso medicamento se debe a que abundan las recomendaciones de uso de estos frascos de agua de mar en bebés y embarazadas. Por ejemplo para: astenia profunda, vómitos, problemas circulatorios, anemia benigna, hipotrofia fetal, retraso en el crecimiento intrauterino, patologías fetales primarias e infecciosas, hipotrofia del recién nacido. Para el caso específico de vómitos del recién nacido, estos filibusteros recomiendan alternar una mamadera con leche con una de agua de mar diluida al 10%.Otros beneficios de este producto serían curar: eczema, psoriasis, urticaria, dermatitis infecciosas, herpes, alergias, acné, forúnculos, quemaduras, autoinmunodeficiencias, anemias, esclerosis múltiple, déficit crónico de sales minerales y oligoelementos, hiponatremia aguda, hepatitis virales, diarreas, estados depresivos, patologías broncopulmonares, artrosis, artritis, reumatismo, poliartritis, calambres y mialgias, además de sida y cáncer. ¡Todo esto con agua de mar filtrada! ¡y el mundo gasta miles de millones de dólares en medicamentos! Seguramente la popularidad de La Sirenita también se debe a su buena salud.

Una variante de esta pseudomedicina es aprovechada por empresas de relax (spa) que ofrecen las supuestas propiedades curativas del agua de mar a través de baños calientes. Seguramente debe ser muy relajante, pero no es una práctica médica (talasoterapia).

Los oportunistas con pocos escrúpulos aprovechan la moda New Age para aggiornar la técnica de Quintón y hablan de terapias de rejuvenecimiento, energías oceánicas, que el mar capta todas las energías, y de "radiaciones y efluvios cósmicos que ponen en comunicación a todos los elementos con las fuerzas universales" para que un spa ofrezca un baño de mar disfrazado de terapia curativa.En algunos de estos ámbitos no se aplican las inyecciones de agua de mar (o su variante por vía anal) sino que se ofrecen baños con nombre estrambóticos (hidrocinesiterapia, hidromasaje, piscina de chorros, piscina dinámica) y otras prácticas de eficacia dudosa como: cataplasma de fango termal con algas, cataplasma de algas. Pero otros también sugieren tratamientos peligrosos a través del uso del Plasma de Quinton, por ejemplo en este sitio se dice claramente que

"La afirmación de que el AGUA DE MAR es igual a PLASMA, no tiene nada de metafórico. El agua de mar aventaja al mejor de los plasmas sanguíneos."

El proyecto de ordenanza habla de una terapia de salud que "Es sumamente útil a la hora de tratar casos de osteoporosis, hipertensión, diabetes, enfermedades pulmonares y artritis reumática, entre otros." y cita "pruebas científicas" las cuales no figuran en las revistas médicas. Sin embargo se aclara que los beneficios serían para los hoteles y no para los hospitales ni las salas de salud.

ADePENSAR hizo una petición formal al autor de esta iniciativa solicitándole que reuna mayor información de modo que pueda evaluar la variante curanderil de los baños de agua de mar en piletas climatizadas de modo que se pueda evitar que Mar del Plata se convierta en un circo de pseudomedicinas.

Referencias

Mahé A. 1999. El Plasma de Quinton. El agua de mar, nuestro medio interno. Milenrama Ed. Icaria.
Molinari I, S. Zuppa, D. Reynoso. 2006. Mejor curarlos que atenderlos toda la vida. Las prácticas cotidianas del Sanatorio Marítimo en la década de 1920. pp: 185-200. Pasado y presente de la Mar del Plata Social. EUDEM, UNMDP.
Quinton R. 1995. L’eau de mer, milieu organique. Encre.

24 comentarios:

Sebastian dijo...

Impresionante lo que contás de MDP. ¿Y que prueba científica citan?s

Manolo dijo...

Aquí en mi pueblo hay un centro de Talasoterapia y Spa que viene funcionando desde hace cincuenta años, y es objeto de visitas de bastantes famosillos nacionales y foráneos. Además de los tratamientos con agua marina, algas, etc, también ofrecen masajes ayurvedas y técnicas simlares. Y, efectivamente, las tarifas son bastante alarmantes.
http://www.termasmarinas.com/tarifas_estetica.asp
Saludos,

El Editor dijo...

Sebastián:
No, ninguna prueba ofrecida, sólo anunciada. Es una estrategia frecuente entre las pseudociencias hacer un alarde de "pruebas científicas" o de "estudios de la Universidad de California".
Pero cada vez que se solicita las pruebas o informes, nunca aparecen.

CARLOS Q.

Blas Torillo dijo...

¡Vaya! ¡Que entrada más interesante!

Ya sabía lo del señor de la UNAM, pero de todo lo demás no tenía más que vagas noticias.

Entré de pasada a la página de la talasoterpia y de plano me enojó lo de la luz. O sea que las plantas que están en el fondo marino, como no tienen luz, no existen... o quizá mejor, viven "de la luz del mar". No po's si...

Salu2 y felicidades por este esfuerzo de desenmascaramiento. Iré después al de los niños índigo.

SEBASTIAN MANCERA dijo...

Hola, soy Sebastián Mancera...otro escéptico. Posiblemente mi escepticismo va más allá que el vuestro, pues cuestiono con la misma energia el Plasma de Quinton que la Quimioterapia, etc. Creo que la medicina convencional y la farmacología solo aventajan al resto de "iniciativas" en que son OFICIALES. Todos sabemos que lo que fué oficial en una época, dejó de serlo en otra. Igualmente creo que no hay enfermedades, que hay enfermos. La medicina convencional ha establecido unos protocolos para las enfermedades que ahorran a el médico el esfuerzo de conocer a los pacientes y les proporciona una coartada para eludir cualquier responsabilidad. Cuando se trata de enfermedades complejas, por ejemplo, las relaccionadas con el sistema inmunológico la medicina actual se halla perdida, con un porcentaje de éxito desalentador. Es entonces cuando la medicina convencional establece relacciones entre el éxito y la psique o el estado de ánimo del paciente. Sin embargo cuando cualquier otra corriente establece la psique como como eje de la curación, todo el mundo se apresura a desmantelarla. Posiblemente el equilibrio entre la psique y el cuerpo sea antieconómico para las grandes empresas fermacéuticas. Yo me lo sigo cuestionando todo. No solo cuestiono la autoridad con la que Quinton indica su tratamiento, sino la autoridad con la que ustedes lo contraindican o ponen en duda. En sus lineas tampoco he leido ninguna argumentación demostrada o demostrable.
En definitiva, persiste mi confusión.
Saludos a Todos!!!

Anónimo dijo...

Sebastián
Decis que

"Igualmente creo que no hay enfermedades, que hay enfermos"

¿Te atreverías a inocularte con virus del SIDA, o con el mal de la vaca loca? total... ¡las enfermedades no existen!

Anónimo dijo...

Las enfermedades existen en los enfermos. Por tanto el SIDA no existe, existe el SIDA de Pepe, el de Paco, el de Anónimo,... Pero renta más hablar del SIDA como un ente abstracto, es más cómodo. Los médicos no curan la enfermedad, ayudan con su conocimiento a que un determinado paciente sane. Su éxito será mayor cuando más conozca a el paciente, pero eso lleva tiempo. Ese tiempo es dinero, ese dinero negro que ganan en sus clínicas privadas.
PD. Anónimo, relájate!

El Editor dijo...

Anónimo

Entonces: ¿te animás a inocularte virus del sida? ¿o el bacilo de koch?
Si estás sano de esas enfermedades que no existen seguirás sano.

CARLOS Q.

Anónimo dijo...

Millones de franceses se equivocaron cuando el Plasma de Quinton era un Medicamento reembolsado por la Seguridad Social en Francia. Eso hasta 1982. Para entender la Terapia Marina solo hace falta comprender que el Agua de Mar Isotónica es como un suero fisiológico natural. Alguien duda de la utilidad de los sueros fisiológicos?
Si desean estudios científicos publicados en revistas médicas dirijanse al Laboratorio Farmaceutico Quinton que suministra toda esa información. Las Facultades de Medicina de Universidades del mundo entero dan seminarios y cursos sobre la Terapia Marina de Quinton. La Universidad Complutense de Madrid o Stanford en USA están también equivocadas?
Revisen sus conocimientos de biología, física y medicina porque hay más argumentos cientificos en la Teoría de Quinton que en muchas otras "oficiales".

El Editor dijo...

Anónimo
Gracias por tu mensaje.

"Alguien duda de la utilidad de los sueros fisiológicos?"

No. Pero tampoco nadie duda que el agua de mar es otra cosa.

"Si desean estudios científicos publicados en revistas médicas dirijanse al Laboratorio Farmaceutico Quinton"

¡que vivo! es como pregntarle a Favio Zerpa si existen los platos voladores.

"La Universidad Complutense de Madrid o Stanford en USA están también equivocadas?"

A ver...

"...hay más argumentos cientificos en la Teoría de Quinton que en muchas otras "oficiales"."

Quedamos a la espera de tus pruebas. Si las acercás me comprometo a cambiar esta entrada crítica por una que muestre las evidencias irrefutables que el agua de mar es uin milagroso medicamento.

CARLOS Q.

Anónimo dijo...

Nadie habla de milagros. La mayoría de las páginas en internet donde hablan del Plasma de Quinton son mantenidas por fervientes "creyentes" de la teoría. Yo no hablo de Panacea, hablo del efecto de los minerales biodisponibles bien estudiados por el Cerbom francés (Universidad Internacional del Mar de Niza) por el Profesor Maurice Aubert, referencia mundial en ecosistemas marinos. El suero fisiológico es algo parecido al mar pero sin la totalidad de los minerales que contiene el Mar. El agua de mar contiene hasta 68 elementos (Universidad de Alicante, Departamento de Química Analítica). Un suero fisiológico contiene de 2 a 4 elementos. Esos elementos biodisponibles (ver la acción de la biocenosis sobre ellos) pasan a nuestros líquidos internos para alimentar nuestras células a través de los canales iónicos e hídricos de la membrana celular (Peter Agre y Roderick McKinnon, Premios Nobel de Química 2003 por este descubrimiento).
El agua de mar alimenta la célula, NO CURA sini que aporta la correcta nutrición. Las pruebas clínicas son irrefutables: 100 años de utilización en hospitales en Francia. Que no sea más conocido es por lo desastroso que ha sido la gerencia del laboratorio. Puedo dar fe de ello.

El Editor dijo...

Anónimo:

"El agua de mar contiene hasta 68 elementos ..."

Los excrementos deben tener más de 100 ¿los usarías como medicamentos?

"El agua de mar alimenta la célula, NO CURA sini que aporta la correcta nutrición."

Los quintonofílicos aseguran que cura numerosas enfermedades (lee el post), ahora que te pido evidencias lo transformás en un suplemento dietético...

Para tomarte en serio y dejar de pensar que sos un dogmático que sigue ciegamente a una fantasía del siglo pasado, por favor te solicito que presentes evidencias objetivas que el agua de mar cura enfermedades.
Y si no las tenés dejá de hacerme perder el tiempo.

CARLOS Q.

Anónimo dijo...

Pobre ignorante...
Lee un poco más inculto.

El Editor dijo...

Anónimo amigo de los productos milagro:

Tu defensa de la magia de quintón quedó bien establecida.
Despejaste toda duda.

CARLOS Q.

El Editor dijo...

Debí borrar un comentario anterior a este por off topic e irrespetuoso.

CARLOS Q.

Anónimo dijo...

Me dejan atónito y...persiste mi confusión. Es indudable que no podré sacar nada en claro de esta discusión. Más que nada es porque ustedes defienden a ultranza sus posturas, se creen poseedores de la verdad. No he visto ninguna prueba irrefutable de la utilidad del producto y tampoco he visto ninguna de su inutilidad. He llegado a este tema porque tengo un hijo que padece de artritis ideopática juvenil. El protocolo oficial, indica el tratamiento con metotrexate. Este tratamiento puede resultar agresivo para el gran desconocimiento que se tiene sobre esta enfermedad. La medicina convencional mete en el mismo saco a infinidad de enfermos que, con algunos síntomas parecidos, desarrollan infinitas formas distintas de afecciones y con muy distintos grados de severidad. No tienen idea del origen y aseguran que no tiene final. En este tipo de enfermos es en los que hay que aplicar los "medicamentos" que atacan su propio sistema inmunológico por considerar la "enfermedad autoinmune". He visto lo que hace la quimioterapia con los enfermos, que lo único que hacen es alargar un par de años su agonía (en el caso del cáncer).., bien, no quiero exagerar pero me parece que los protocolos solo sirven a médicos, farmaceuticos y aseguradoras, pero no a los enfermos. Veo un enorme desinterés en los médicos que tratan a mi hijo por conocer en profundidad cuales eran sus hábitos antes de la enfermedad y después,...no veo ningún interés en intentar buscar relacciones causa-efecto, en acercarse más a él. Lo que veo es el seguimiento a ciegas de un protocolo que tampoco les da una seguridad completa, pero que les protege ante una posible denuncia.
Sean más humildes, intenten aprender de todo y de todos, sólo les puedo asegurar una cosa... ustedes no estan en posesión de la verdad pero, además, ni siquiera lo parece.
Saludos!!!
Sebastián Mancera

El Editor dijo...

Estimado Sebastián
Lamento que hayas recurrido a un cuestionamiento hacia quienes hacemos este blog en lugar de defender tu idea. Generalmentee so ocurre cuando se acaban los argumentos.
Te quiero aclarar que este no es un espacio de consulta médica sino de alerta de las pseudociencias. No discutimos casos personales sino alertamos acerca de las falsedades de las pseudociencias (por ejemplo el plasma de Quinton).
Si tenés alguna evidencia que demuestre que el agua de mar hace lo que los charlatanes dicen que hace médicamente, pues modificamos la entrada y pedimos las disculpas del caso. Mientras tranto sus argumentos son pura charlatanería, PSEUDOCIENCIA PURA Y DURA.

CARLOS Q.

Anónimo dijo...

Estimado Carlos, posiblemente sea yo el único que no ha intentado argumentar nada en este blog, pues accedí a él para intentar conocer algo sobre el Plasma de Quinton. Usted ha argumentado negativamente sobre él y, si lo ha hecho con base científica, no se ha visto por ningún lado. Desconozco la eficiencia de este producto y tampoco sé sobre qué puede ser eficiente. Pero llama mucho la atención que haya detractores tan viscerales sin argumentos contrastados científicamente o respaldados por autoridades en el tema. Recuerda a las actuaciones de la Inquisición cuando condenaban a la gente por decir que la tierra era esférica o que existía la circulación de la sangre.
Es triste que alguien piense que todo el mundo tiene que demostrar lo que dice menos él.
No soy, porque no tengo datos, defensor del Plasma de Quinton. Creo que la medicina convencional es la mejor de las conocidas. Creo que los profesionales de la sanidad hacen verdaderos esfuerzos por ser eficientes. Creo que esos esfuerzos no son suficientes. Y, por encima de todo, creo en el progreso, en que el esfuerzo del hombre y su humildad le hará llegar a descubrir la forma de sanar a los enfermos.
Es por ello que creo que su actitud no genera progreso alguno.
Se puede ser muy agudo con las criticas, incluso gracioso, pero se quedan en palabras vacías si no son respaldadas.
Qué puede pensar cualquier pagano en este tema como yo si lee a dos personas con argumentos opuestos y sin contrastar que se solicitan mutuamente pruebas y ninguno de los dos las aporta. Posiblemente que se ha equivocado de foro si lo que estaba buscando era información, puesto que lo único que consigue es DESINFORMACIÓN.
Saludos!!!
Sebastián Mancera

El Editor dijo...

Sebastián
Tu defensa de esta pseudomedicina es argumentar contra quienes la denunciamos.
Te recuerdo un principio elemtan del razonamiento: quien hace la afirmación debe presentar las pruebas.
Y las pruebas presentadas por quienes defendés no pasan de palabrería falsa o abiertamente mentirosa.
Nuestra función es alertar acerca de los peligros de pseudociencias como las de contenido ostensiblemente falsas y peligrosas a la salud como el Plasma de Quintón. Te recomiendo que releas la entrada sobre todo cuando dioce que el agua de mar puede reemplazar la sangra o curar decenas de enfermedades o suplir la leche maternal para un bebé.
Luego, si seguis defendiendo este mamarracho sos vos quien tiene que presentar las pruebas de semejante novedad equivalente a la circulación de la sangre o la redondez de la Tierra.

CARLOS Q.

Anónimo dijo...

La debilidad de ciencia es la fortaleza de la ignorancia.
Fernando G.

Anónimo dijo...

Mas que escéptico te veo un come vidrio-mierda de los consensos médicos del día de la fecha. Pero seguí con este ímpetu que es la duda lo que lleva al conocimiento.

Anónimo dijo...

Perdón pero no creo en los argumentos del AUTOR.
Saludos

Piedra dijo...

¿Te has molestado en buscar esas pruebas científicas que no existen?
Si quinton se caracterizó por algo fue por su cientifísmo y su rigurosidad.
Una cosa es ser escéptico y otra pseudoescéptico y ultracrédulo con todo lo oficial.

Busca los experimentos realizados en los años 60 y 70 que demostraron lo que publicó René Quinton en su día.
Si no sabes, no desinformes, no engañes.

El Editor dijo...

Hola Piedra
Gracias por tu comentario.
Efectivamente, busqué en las más importantes bases de datos mundiales de investigaciones médicas. El resultado fue: 0 artículos. Ninguno.
Es decir, no existen investigaciones sobre esta fantasía.

CARLOS Q.